Archivo mensual: marzo 2014

¿Estamos viviendo en la Generación que verá El Arrebatamiento de La Iglesia?

 

Imagen
En este estudio discutiremos la identidad de la generación que no morirá nunca por el regreso de Jesús. “3Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.” (Juan 14:3.)

El Señor Jesús nos promete que volverá otra vez. La Venida del Señor es el regreso corporal y visible del Señor Jesucristo para establecer su reino en la Tierra. Este hecho es el que más se menciona en la Biblia, no quiero decir que sea el más importante; en el N. T. Se menciona 318 veces, en el A. T. La mayor parte de las profecías se refieren a su reinado glorioso mas que a su ministerio terrenal. Es la enseñanza más frecuente en las Escrituras, pero desgraciadamente es la enseñanza donde hay más ignorancia y confusión. El término 2ª Venida no es un término bíblico, pues la Biblia solo habla de la Venida del Señor.
 
Las señales que Jesús dijo que precederían a Su regreso están ocurriendo, aumentando en frecuencia e intensidad.
 
Mateo 24:32-35
De la higuera aprended la parábola
: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
 
¿Quien es la Higuera?
Óseas 9:10
Como uvas en el desierto hallé a Israel; como la fruta temprana de la higuera en su principio vi a vuestros padres. 
 
La higuera en la Biblia representa a la nación de Israel. Examinemos las Escrituras para buscar una pista en Mateo 21:19:

Mat 21:19 “Al ver una higuera en el camino, fue a ella; pero no encontró nada en ella sino sólo hojas, y le dijo: –Nunca jamás brote fruto de ti. Pronto se secó la higuera.”

Esto parece reflejar lo qué le sucedió a la nación de Israel, que se marchitó y dejó de existir después del año 70 D.C. Dios había llamado a Israel para ser una nación y la plantó en el punto más favorable en el viñedo de Su propio Reino. Él vino a buscarla, como tenía derecho de hacerlo, pero no encontró fruto.

 
El Talmud (comentarios Judío sobre las escrituras) enseña que la higuera es alegóricamente, como un símbolo de la nación Judía (Joel 1:7). Es todavía el símbolo de Israel hoy. Muchos edificios del gobierno tienen la higuera grabada sobre ellos.

¿Ha mostrado la higuera nueva vida como enseñó la parábola de Jesús?

¡Sí.!

Israel llegó a ser una nación independiente y comenzó a mostrar las señales de vida nacional nuevamente el 14 de Mayo, 1948. Además, Israel recapturó la ciudad de Jerusalén como resultado de la Guerra de los Seis Días el 7 de Junio, 1967. Jesús dijo que cuando Israel comience a mostrar señales de vida (Luc 21:30 “Cuando veis que ya brotan, vosotros entendéis que el verano ya está cerca”), nosotros sabremos que Su regreso está muy próximo (“el verano ya está cerca”). De hecho, la generación que vio el “brotar’’ de la nación de Israel viviría para ver la consumación de todas las cosas y el regreso de Jesucristo.

¿Es Israel realmente la higuera?

Si es, entonces nosotros somos la generación que no verá muerte por el regreso del Mesías. Excavemos un poco más lejos, si Israel es la higuera simbólica, ¿entonces hay profecías que predicen que Israel sería nación después de casi 19 siglos de dispersión? ¿Los planes de Dios para la redención del mundo son simplemente una coincidencia?

Es ciertamente un milagro que Israel este existiendo hoy. Había dejado de ser una nación libre hace aproximadamente 2.500 años, comenzando con el primer asedio de Nabuconodosor, que dio comienzo la “servidumbre de la nación” en el 606 A. C.

Israel finalmente dejó de existir en cualquier forma después del año 70 D.C., cuando Jerusalén fue destruida y el pueblo Judío se esparció por los cuatro rincones de la tierra.

¡Nunca antes en la historia del mundo hubo un país que siendo totalmente devastado fuese regenerado después de casi veinte siglos, y también sobre el lugar exacto donde originalmente existió! Solamente podría haber sido un acto de Dios, especialmente considerando el Holocausto realizado por Hitler y el intento de genocidio de Stalin contra los Judíos.

Pero si las profecías pueden mostrar que Israel renació en esta generación no es una coincidencia, sino el trabajo soberano de Dios, entonces es un tiempo excitante. No queda ninguna duda de que Israel es la higuera y que nosotros somos la generación que no verá muerte pues veremos el regreso del Mesías. Examinemos Ezequiel, capítulo 4, versos 1-8 En este pasaje, nosotros vemos 430 años de juicio pronunciado sobre Israel (390 + 40 = 430).

Setenta años pueden ser contados por el cautiverio Babilónico. Esto deja 360 años que no parecen adaptarse ninguna fecha particular en la historia (430 – 70 = 360). Sin embargo, hay pasajes en Levítico (26:18,21,24,28) que indican que si Israel no obedece la primera vez, Dios multiplicará su castigo por siete.

Por eso si nosotros tomamos los 360 años de castigo pronunciado sobre Israel y los multiplicamos por 7, conseguimos 2.520 años (360 x 7 = 2.520).

Sabiendo que la Biblia reparte el año en 360 días (el calendario Judío consiste de 12 meses de 30 días), si nosotros convertimos los 2.520 años “360 días por año” en días de hoy “365´242 días” por año, conseguimos 2.483 años más 9 meses y 21 días. Comenzando con el primer asedio de Nabucodonosor, que da lugar a la “servidumbre de la nación’’ en el 606 A. C., los iniciales 70 años de esclavitud Babilónica terminaron en el año 537 A. C. como se indica a continuación:

Setenta (360 días) año = 25.200 días = 69 (365 días años) menos los 2 días o: 606 A. C.

(69 años – dos días) = 537 A. C.

Contando desde el 23 de Julio, 537 A. C. con la liberación de la esclavitud, conseguimos:

537 años 7 meses y 23 días. 1 año menos (ningún año entre el 1 A. C. y el 1 D.C.)

2.483 años 9 meses y 12 días nos da el año: 1948 años 5 meses y 14 días.

¿Y qué sucedió el 14 de Mayo de 1948?

David Ben Gurión, citando el libro de Ezequiel como su autoridad, proclamando a “Israel” como la nueva tierra, el hogar Judío.

La nación de Israel se restableció en el día exacto predicho por La Biblia.

¡Alguna coincidencia!

Ahora considerar qué sucederá si comenzamos a contar desde el tercer el asedio de Nabuconodosor, que dio comenzó a la “desolación de Jerusalén’’ (Jerusalén inhabitado) en 587 A. C. Contando desde el 16 de Agosto, 518 A. C., que fue la terminación de las desolaciones de Jerusalén, entonces nosotros tenemos:

518 años 8 meses 16 días

1 año

2.483 años 9 meses y 21 días año 1967 6 meses 7 días.

El 7 de Junio, 1967, a consecuencia de la “Guerra de los Seis Días’’, La ciudad vieja de Jerusalén cayó bajo el control Israelí por primera vez desde la predicción de Jesús en Lucas 21:24:

Luc 21:24 Caerán a filo de espada y serán llevados cautivos a todas las naciones. Jerusalén será pisoteada por los gentiles hasta que se cumplan los tiempos de los gentiles.

¿Otra coincidencia?

Los Judíos dicen que coincidencia no es una palabra legítima.

De forma natural, es imposible que esto sea coincidencia. Es claramente sobrenatural.

La higuera es un símbolo de la Nación Israel y nosotros somos la generación que verá el regreso de Jesucristo en Gloria y gran Poder, Romanos 13:11:

Rom 13:11 “Y haced esto conociendo el tiempo, que ya es hora de despertaros del sueño; porque ahora la salvación está más cercana de nosotros que cuando creímos.”

¿Cuánto dura un generación Bíblicamente?

Por mucho tiempo algunos han considerado que la generación dura 40 años, porque solo leyeron la palabra generación sin leer CORRECTAMENTE el CONTEXTO de la palabra en

Hebreos 3:8-10

No endurezcáis vuestros corazones, 
Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto, 
Donde me tentaron vuestros padres; me probaron, 
Y vieron mis obras cuarenta años. 
A causa de lo cual me disgusté contra esa generación
Y dije: Siempre andan vagando en su corazón, 
Y no han conocido mis caminos.

Pero si lee correctamente no habla de una Generación de tiempo de vida del hombre, que es desde que nace hasta que muere un persona, más bien explica que esa generación de hombres fue rebelde y desobediente por 40 años en el desierto, tan es así que si usted estudia la palabra esa generación rebelde en el desierto después que salieron de Egipto estaba integrada por gente de diferentes edades, había niños, jóvenes, adultos y ancianos como Moisés que tenía casi 120 años. Por lo tanto esta referencia de 40 añosNO ES LA CORRECTA.

Si hablamos de una generación de estudios en una escuela para obtener una carrera o profesión, no es el tiempo de vida de una persona, así de claro.

La palabra de Dios es CLARA, PRECISA Y PERFECTA que no nos deja en incertidumbre en contestar cuánto dura una generación (Tiempo de Vida), si menciona que que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca, es obvió que nos da la respuesta cuanto dura una generación.

Salmo 90:10
Los días de nuestra edad son setenta años
Y si en los más robustos son ochenta años,
Con todo, su fortaleza es molestia y trabajo,
Porque pronto pasan, y volamos.
 

Si SON 70 AÑOS el tiempo de vida de una persona, por ser LOS DÍAS DE NUESTRA EDAD, ahora entenderemos que UNA GENERACIÓN DURA 70 AÑOS.  
 

Los 70 años de la generación que nos dice la palabra de Dios son de acuerdo al calendario Hebreos es de 360 días, porque estos tiempos SON BÍBLICOS, no son Gregorianos, un año hebreo incluye un ciclo completo de las cuatro estaciones del año y a su vez debe contar con un número exacto de meses lunares. De esta manera, el año hebreo puede tener tanto 12 meses (año simple), como 13 (año bisiesto, o en hebreo שנה מעוברת, “año preñado”).

Sume:
1948 cuando ISRAEL volvió a ser nación 70 Años de una generación, ES IGUAL A: 2018

Todo indica que el Arrebatamiento está a Las Puertas…

CRISTO VIENE…!!

Dios Los Bendiga..!!

Atte: Atalaya – José Antonio Valladares
Siervo de JESUCRISTO

NOTA: PUEDEN COMPARTIRLO.

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

¿PORQUE EN LOS ÚLTIMOS TIEMPOS NO SE SUFRIRÁ LA SANA DOCTRINA?

Imagen

De acuerdo a como están los tiempos que vivimos creo que la mayoría de los cristianos estamos buscando respuestas dentro de los temas escatológicos. Si alguien hiciera una encuesta de cuáles son los temas actuales mas tocados en las congregaciones cristianas estoy seguro que serian los temas escatológicos, el fin del mundo, las señales previas al regreso de Cristo, la resurrección, el infierno, el juicio, la tribulación, el anticristo, el rapto de la Iglesia, el milenio.
.
Quisiera dirigir la atención de los lectores a un texto escatológico. Un texto que Pablo escribió al joven Timoteo como parte de una serie de consejos personales como ministro del Evangelio y también como parte de la sección escatológica de la carta.

Es el texto que aparece en 2 Timoteo 4:3-4.

.
“Porque vendrá tiempo cuando ni sufrirán la sana doctrina; antes, teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.”

.
Haciendo un pequeño estudio inductivo al texto, para así tener una exégesis clara de lo que Pablo nos quería decir, vamos a hacerle algunas preguntas al texto:
.
1.- ¿Cuál tiempo señala Pablo? Es un tiempo que él ve en el futuro. El Espíritu Santo a través del escritor bíblico señala el tiempo hacia el futuro, y condicionado con el contexto de la carta, apunta a los “postreros días”. Los días previos al regreso de Cristo.
.
2.- ¿Quiénes no sufrirán la sana doctrina? Es una característica de las personas de esos “postreros días”. Es algo que se va a notar en una gran mayoría de personas.
.
3.- ¿Quiénes tendrán “comezón de oír”? Las mismas personas que no sufrirán la sana doctrina.
.
4.- ¿Qué significa la frase “comezón de oír”? Es como decir “picazón en las orejas”, una manera de decir que las personas buscarán escuchar cosas que le provoquen sensaciones agradables, que halaguen su ego. Un deleite en palabras, nada negativo, todo muy positivo… no importa si es bíblico, con ser positivo ya está bien. Palabras como “pecado”, “arrepentimiento”, “culpa”, “castigo” “consecuencias”, “juicio”, “condenación”, “disciplina” nunca serán usadas en este entretenimiento sonoro que buscaran las personas. Esas personas serán cautivadas por el oído.
.
5.- ¿Quiénes amontonarán maestros? Ese mismo tipo de persona buscara los predicadores, maestros, y conferencistas que cumplan con las características que ellos están buscando. El deseo de las gentes por “oír” cosas lindas dará como resultado que se “amontonen” maestros que hablen “cosas lindas”. No importa su preparación, ni que domine las Escrituras, o si dice cosas que no están en la Palabra, si habla bonito, con gracia, y dice cosas que le guste escuchar a esas personas, es un maestro. Esta conducta en las personas no es nueva, ya sucedió en el antiguo Israel hace cientos de año y el profeta Isaías lo denuncio. Eso es lo que Pablo está diciendo sucederá de nuevo en “los postreros días” ¿Estaremos ya en ese tiempo que habla Pablo? ¿Qué tipo de maestro, o predicador abunda hoy? ¿El que dice cosas agradables que la gente quiere oír? ¿El que contamina la sana doctrina y se aparta de la verdad para complacer a sus oyentes?
.
6.- ¿Cuál será la agenda de esos maestros? Esos predicadores, y maestros tendrán su agenda llena de temas que sean conforme a las “concupiscencias”, las codicias, los placeres, los deseos de sus oyentes. Positivismo, adular el ego del hombre, cosas que den mucha risa pero que en el fondo no dejan ningún mensaje, feminismo, liberalismo, relativismo. Esos maestros dirán cosas que la gente quiere oír y así serán llamados como “grandes predicadores”. Sobre todo enfatizar mucho en la libertad del hombre, mejor dicho, en el libertinaje del hombre: “piensa lo que quieras,… cree lo que quieras,… no te dejes imponer ninguna enseñanza que no desees,… la verdad es relativa,… nadie tiene la verdad,… si tú crees que es verdad, pues lo es para ti,… tienes que quererte a ti mismo,… tu eres lo más grande del mundo,… no importa lo que digan, si a ti te satisface, es bueno para ti.”
.
7.- ¿Usarán esos maestros la Biblia para apoyar sus enseñanzas? Claro, de eso se trata. La Biblia estará en su mano, pero cerrada. Hablaran muchas cosas, lo que la gente quiere oír, y cada cierto tiempo levantaran la Biblia en alto y dirán “…eso lo dice aquí en la Biblia…”. Levantaran la Biblia en alto,… pero cerrada. No confío en predicadores y maestros que me dicen que sus enseñanzas están en la Biblia pero no la abren. Yo quiero que me leas la parte de la Biblia que apoya tu enseñanza.
.
8.- ¿Quiénes apartarán de la verdad el oído? El mismo tipo de persona que hemos venido describiendo. Si están poniendo el “oído” hacia lo que les gusta escuchar de parte de los maestros que ellos mismos buscaran, es claro que no pueden tener el oído hacia la verdad. Este tipo de persona no querrá oír la verdad, sino sólo entretenimiento de los sentidos.
.
9.- ¿Qué quiere decir volverse a las “fábulas”? La palabra griega es (muthos), de donde viene la palabra castellana mito. “Fábulas” es todo tipo de cosa ficticia, irreal, imaginaria. Lo que quiere decir el texto es que las personas de los “postreros tiempos” preferirán la ficción a la verdad. Horóscopos, astrología, cartomancia, lectura de la mano, adivinaciones, profecías modernas, …“El Código Da Vinci” es tomado como algo verídico, como la nueva biblia del hombre de hoy, Jesús tuvo relaciones con María Magdalena, tuvo un hijo que dio origen a la estirpe de los Merovingios, …el libro de Génesis sería una alegoría, no es realidad, …Adán y Eva no existieron de verdad sólo es un símbolo, …el Diluvio no fue un hecho real, y Noé no fue un personaje real, sólo fue escrito para tratar de explicar la conservación del género humano, …el nacimiento virginal de Cristo no es real, …la muerte de Cristo en la cruz no fue exactamente una “muerte”, …etc., etc., etc. en fin, cualquier cosa, menos la verdad.
.
10.- ¿Qué quiere decir “no sufrirán la sana doctrina”? ¿Por qué usa “sufrirán”? La palabra “sufrirán” en griego (anecomai) es un verbo que esta en Voz Media. Los verbos en griego tienen tres tipos de “voz”, la voz activa, la pasiva y la media, la Voz Media es única del idioma griego. Para no entrar en una explicación extensa e incomprensible, mejor lo ponemos en ejemplos:
.
VOZ ACTIVA: Juan golpea la pelota. El sujeto es quien realiza la acción del verbo.
.
VOZ PASIVA: Juan fue golpeado por la pelota. El sujeto se convierte en el objeto de la acción del verbo.
.
VOZ MEDIA: Juan golpea con la pelota. El sujeto participa de los resultados de la acción del verbo.
.
¿Por qué es necesario entender la voz en la cual está escrito el verbo “sufrirán”? Porque las personas de los “postreros tiempos”

NO ESTARÁN DISPUESTOS A PARTICIPAR DE LOS RESULTADOS O CONSECUENCIAS DE LA SANA DOCTRINA. EL SEGUIR LA SANA DOCTRINA LLEVARÁ IMPLÍCITO SER CRITICADOS, SEÑALADOS, ACUSADOS, DISCRIMINADOS, JUZGADOS, Y HASTA MORIR POR LA SANA DOCTRINA. PREFERIRÁN LO QUE LES GUSTE Y ENTRETENGA SUS SENTIDOS, Y DEJARÁN A UN LADO LA SANA DOCTRINA… PORQUE LA SANA DOCTRINA, TIENE COSAS QUE NO LE GUSTA ESCUCHAR AL HOMBRE.
.
11.- ¿Cuál es la “sana doctrina”? Esta frase se usa en el Nuevo Testamento tres veces. Su uso implica que hay doctrina que no es sana, que no es saludable para el creyente. Toda la doctrina bíblica es sana. La sana doctrina es teocéntrica, es la que busca siempre la gloria de Dios, es la que tiene conceptos bíblicos claros sobre el pecado en el hombre, la salvación, la trinidad divina, la expiación del Hijo, la obra del Espíritu Santo, la Iglesia, la Biblia. Hay doctrinas que se hacen pasar por “cristianas” y no son sana doctrina, porque son homocéntricas (ponen al hombre en el centro), no tienen un concepto claro del pecado en el hombre al decir que el hombre es pecador, pero aun así tiene cosas “buenas” y el puede así mismo buscar a Dios; cuestionan la Biblia diciendo que hay partes de la Biblia que no son palabra inspirada por Dios, cuestionan la veracidad del Genesis, la existencia de Adán y Eva, el nacimiento virginal de Cristo; …todo eso no es sana doctrina, porque poco a poco va carcomiendo el alma de los hombres haciendo que al final Dios no sea completamente glorificado, y que el error ocupe el lugar de la verdad.
.
Algunas de las cosas que puedes sufrir por estar en la sana doctrina es que te digan: “eres demasiado bíblico”, “…para todo la Biblia…”, “…esas son cosas anticuadas, vivimos tiempos modernos, actualízate que te quedas atrás…”, “…deja descansar la Biblia un rato, por favor…”, “…¿sigues creyendo que todas las historias de la Biblia son literalmente ciertas?…”, “….me parece que la Biblia no se escribió para que fuera una constitución ni nada por el estilo…” “…perdóname que te lo diga, pero estas hecho un fanático de la Biblia…” Estas expresiones molestan, y se pueden soportar, pero llegará el momento que el decir que sigues la Palabra de Dios, y que adoras sólo a Jesucristo será como firmar la sentencia de muerte. Llegará el momento que de sólo escuchar el nombre “JESUCRISTO” en tu boca, te hará blanco de todo tipo de desprecio, burla y marginación. Y será en esos momentos en que habrá que escoger entre sufrir la sana doctrina, o seguir a la mayoría que tendrá “comezón de oír”.
.
Cristo nos llamo no sólo a creer y predicar la sana doctrina, sino también a padecer por ella. (Filipenses 1:29). O sea, el sujeto participando de la acción del verbo, …voz  media.
.
Cómo ya he preguntado bastante, creo que una pregunta mas no será molestia para los lectores, … ¿verdad?… entonces, ¿estarías dispuesto(a) a sufrir la sana doctrina?

.
Piensa tu respuesta en Voz Media, o sea, QUE EL SUJETO PARTICIPE DE LOS RESULTADOS DE LA ACCIÓN DEL VERBO.

Dios Los Bendiga..!!

Atte: Atalaya – Jose Antonio Valladares
Siervo de JESUCRISTO

NOTA: PUEDEN COMPARTIRLO

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿ADIÓS A LA SANA DOCTRINA?

Imagen
Muchos dicen que ellos predican a Cristo y no doctrina. Otros expresan que el amor une y que la doctrina divide. Ambas afirmaciones, frecuentes en nuestros días, generan confusión acerca de la importancia de la doctrina, presentándola como contraria a la predicación efectiva del evangelio y enemiga de la unidad del cuerpo de Cristo.
¿Es posible que La Doctrina realmente divida?

“Yo predico a Cristo, no predico doctrina”, dice un evangelista, creyendo establecer una afirmación sabia. “El amor une, la doctrina divide”, expresa otro pastor creyendo fomentar la unidad.

Lucas reseña que los primeros cristianos “perseveraban en la doctrina de los apóstoles…” (Hch. 2:42). Luego describe la vida cotidiana señalando que “los que habían creído estaban juntos” (v. 44), “perseverando unánimes cada día” (v. 45). “Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos” (v. 47).

Como es evidente, la perseverancia en la doctrina no afectaba la unidad; al contrario, era un factor determinante para mantenerla. Tampoco estorbaba la predicación, que era vigorosa y efectiva.

¿Qué es La Doctrina de los Apóstoles (N.T) y Profetas (A.T)?

La palabra doctrina quiere decir enseñanza, por lo tanto la doctrina de los apóstoles es la enseñanza que éstos les brindaban a los convertidos. No lo habían por voluntad propia sino por encomienda del Señor, quien les ordenó: “Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado” (Mt. 28:20).

La enseñanza de Jesús, transmitida por los apóstoles, conforma el cimiento de la iglesia: “Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo” (Ef. 2:20). Por lo tanto, la doctrina constituye el factor esencial de unidad de la iglesia del Señor y su fundamento. Si la desechamos, destruimos esa unidad y agrietamos el basamento de la fe.

Esta doctrina es la base de la predicación del evangelio, con la que afirmamos que Cristo es el Hijo de Dios –doctrina de la encarnación–, que derramó su sangre por nuestros pecados –doctrina de la redención–, que somos salvos por la fe –doctrina de la salvación–, etcétera. Es imposible predicar a Cristo sin predicar doctrina.

La fe cristiana no es el resultado de la especulación humana, sino de la revelación de Dios. Él ha hablado, y en las Sagradas Escrituras tenemos toda su revelación para el hombre. Esto constituye el tesoro más valioso del cristiano, la “sana doctrina” a la que debemos ajustarnos: “Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina”. (Tit. 2:1).

De la raíz del calificativo sana, que se aplica en griego a la doctrina, proviene nuestra palabra higiene, es decir, saludable, que proporciona salud espiritual. Por tanto, la doctrina de los apóstoles es la base de la salud espiritual del pueblo de Dios.

Doctrina de hombres y de demonios.

La Palabra de Dios nos advierte sobre otros tipos de doctrinas que no provienen de Dios. Son mandamientos y doctrinas de hombres (Col. 2:22), y doctrinas de demonios (1 Ti. 4:1).

Las doctrinas de hombres fueron censuradas por el Señor, quien para descalificarlas citó a Isaías: “En vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres” (Mr. 7:6,7). Los hombres suelen elaborar doctrinas aparentemente piadosas, pero que generan divisiones y enfermedad espiritual. Los fariseos y saduceos tenían doctrinas muy elaboradas, que Jesús calificó de levadura por su efecto contaminante (Mt. 16:6).

Estas doctrinas humanas pueden infiltrarse en la iglesia del Señor. Contamos con el testimonio de lo que sucedía en la iglesia de Pérgamo: “Tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación. Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco” (Ap. 2:14,15).

En Colosas, donde pretendían infiltrar doctrinas humanas, los creyentes reciben la advertencia apostólica: “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres… y no según Cristo” (Col. 2:8). El apóstol señala con claridad la diferencia entre las doctrinas elaboradas por tradiciones humanas y la de Cristo. La doctrina humana puede ser permisiva o restrictiva. En el caso de Balaam, que aceptaba y promovía la fornicación, la doctrina era permisiva; pero en Colosas era restrictiva: “¿Por qué, como si vivieseis en el mundo, os sometéis a preceptos tales como: “No manejes, ni gustes, ni aun toques (en conformidad a mandamientos y doctrinas de hombres), cosas que todas se destruyen con el uso?” (Col. 2:20-22).

La doctrina falsa, restrictiva o permisiva, siempre es perniciosa y abre el camino al libertinaje o al fariseísmo. El hombre no elabora doctrinas saludables sino enfermizas y contagiosas.

También se habla de doctrinas de demonios; contra ellas advierte el apóstol Pablo a Timoteo: “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y adoctrinas de demonios” (1 Ti. 4:1). Esa doctrina infecta a la iglesia por vía humana, “por la hipocresía de mentirosos…” (v.2).

Todas estas doctrinas, aunque se vistan de piedad, son contrarias a la enseñanza del Señor.

Efectos de la Doctrina Falsa.

La falsa doctrina tiene consecuencias perturbadoras en la vida de los cristianos y en la iglesia del Señor, por eso debe prestársele mucha atención, y cuidarse de ella cuando asoma: “Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos” (Ro. 16:17). Estas doctrinas producen divisiones entre los hermanos y tropiezos en la marcha de la vida espiritual de todo el cuerpo de Cristo.

Debe, por lo tanto, diferenciarse bien lo que es sana doctrina de la doctrina falsa o de factura humana, inspirada por Satanás. Por eso tenemos que ser cuidadosos. Cuando afirmamos que “el amor une y la doctrina divide”, hay que ser precisos: lo que divide es la doctrina de corte humano e inspiración diabólica.

La sana doctrina, enseñada por el Señor y transmitida por los apóstoles, proviene de Dios. Así lo afirmó Jesús cuando dijo: “Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió” (Jn. 7:16). Esta enseñanza jamás puede causar divisiones, es más, es el vínculo más importante del pueblo de Dios.

Cuando la doctrina falsa se introduce en la iglesia, se detiene el proceso de edificación y aumentan los conflictos; por eso es que a Satanás le agrada promoverla, porque responde a sus fines. En esos casos, se ordena a los pastores actuar con autoridad, mandando expresamente que no la permitan e instruyan al pueblo para que la desechen (1 Ti. 1:3).

La sana doctrina, por el contrario, tiene efecto saludable en la vida de quien la recibe. Aunque a veces es dura, señala errores y exige enmiendas, todo eso lleva a vivir a plenitud en Cristo.

El ministro de Dios tiene que sentir la responsabilidad de predicar lo que Dios manda con la certeza de que es saludable para su pueblo. “Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido” (1 Ti. 4:6). El cuidado que tengamos de nosotros mismos y de la doctrina redundará en beneficio espiritual para todo el pueblo de Dios (1 Ti. 4:16).

Un pueblo nutrido con la sana doctrina adquiere madurez y firmeza, se mantiene sano y puede enfrentar, sin fluctuar, todos los vientos de doctrina que sacuden a los indoctos e inmaduros (Ef. 4:14).

Cómo Evaluar La Doctrina.

¿Cómo saber que una doctrina es sana? Hay una sola manera: remitirnos a la Palabra de Dios. Todo el sano consejo de Dios está revelado en ella. Si la obedecemos, ciertamente estaremos en la sana doctrina. Si nuestra predicación se basa en la Palabra de Dios estamos enseñando la sana doctrina.

Las Escrituras no son para respaldar nuestras propias ideas. Es verdad que muchas interpretaciones han producido algunas parcelas en el pueblo de Dios, pero son cuestiones secundarias y no deberían afectar nunca la comunión cristiana. Sin embargo, el fundamento doctrinal debe ser firme.

Debemos ser incondicionales de la Palabra de Dios, nuestra doctrina tiene que ser clara y fluir directamente de las Sagradas Escrituras.

Hoy, todo lo novedoso cautiva, y eso produce grandes vientos de nuevas doctrinas casi siempre falsas. Por eso tenemos que estar en permanente vigilia para que Satanás no introduzca enseñanzas perturbadoras que aflijan al cuerpo de Cristo.

El aluvión de novedades produce mucha confusión teológica, y permite la introducción de sutiles herejías ataviadas como verdades. Para detectarlas tenemos que desarrollar un discernimiento sano.

Muchas veces nos negamos a hacerlo, y el eclecticismo del mundo –que lleva a aceptar cualquier opinión–, se filtra en la iglesia. Los cristianos tenemos que saber discernir y rechazar el error con firmeza. No podemos ser tolerantes o condescendientes con lo que Satanás quiere introducir para destruir el cuerpo de Cristo.

No debemos ser suspicaces, porque terminaríamos viendo fantasmas donde no los hay; ni ingenuos, porque terminaríamos por negar la realidad. Los falsos maestros están entre nosotros, y las falsas doctrinas golpean constantemente a nuestra puerta.

Recordemos la exhortación del apóstol a los ancianos de Efeso: “Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas… Por tanto, velad” (Hch. 20:30,31). Es ingenuo pensar que Satanás ha perdido su virulencia; sin embargo, él sigue actuando en la misma forma. Cada cristiano debe, por lo tanto, velar para evitar que el enemigo logre concretar sus nefastos objetivos, y recordar la advertencia: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1 Jn. 4:1).

La Seducción del Error

El cristianismo va a cumplir 2000 años de historia. En ese prolongado lapso tuvo que sostener duras luchas contra herejías y apostasías, diferenciar entre la verdad y el error y mantener la sana doctrina. Al cabo de tan largo recorrido parecería que la seducción del error debería haber disminuido, y los anticuerpos surtido efecto. ¿Volveremos a discutir lo que analizamos exhaustivamente en el pasado? Acaso, ¿no aprendemos con las experiencias? Aunque parezca extraño, muchas de las doctrinas condenadas en el pasado resurgen hoy y vuelven a vulnerar a los incautos.

Nuestro tiempo es particularmente proclive a generar cada vez más doctrinas enfermizas, heréticas y apóstatas. No debe extrañarnos: “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y doctrinas de demonios” (1 Ti. 4:1); “Porque vendrán tiempos cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias” (2 Ti. 4:3).

La posmodernidad proclama cotidianamente el fin de las ideologías, e intenta edificar el futuro sin considerar el pasado. Propone un salto que deseche los fundamentos históricos. Esto se infiltra en la iglesia, induciendo a menospreciar la sana doctrina fundamentada en la Palabra de Dios.

Rebeldes espirituales, que no soportan la sana doctrina porque les resulta fastidiosa, se agrupan para dar rienda suelta a su sensualidad, y atacan con sutileza satánica la doctrina que recibimos del Señor y los apóstoles.

A esto tenemos que añadir la prédica constante que nos bombardean desde ENLACE TV, pretendiendo que seamos cada vez más permisivos. Así tratan de minar nuestra capacidad de reacción y decisión. Hay cristianos que creen que si se oponen al error o no tienen una actitud tolerante, están atrasados. Esto hace que Satanás gane la batalla.

“Compra la verdad, y no la vendas” (Pr. 23:23), dice el sabio. Aferrarse a la verdad bíblica no es quedarse en el pasado; es situarse en la eternidad; porque la sana doctrina de los apóstoles no es antigua, es eterna. Es nuestra responsabilidad ante el Señor proclamar esta verdad a nuestra generación y a las venideras, a CUALQUIER PRECIO.

Dios Los Bendiga..!!

 Atte: Atalaya – Jose Antonio Valladares

Siervo de JESUCRISTO

NOTA: PUEDEN COMPARTIRLO

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

3 DECLARACIONES BÍBLICAS MAL – INTERPRETADAS

Imagen

3 DECLARACIONES BÍBLICAS MAL – INTERPRETADAS.

“LA LETRA MATA, EL VINO NUEVO Y LA LLUVIA TARDÍA”

By: Jose Antonio Valladares 

Estas tres declaraciones que aparecen en las Escrituras, están siendo utilizadas por algunos “teólogos” modernistas y liberales que pretender afirmar que Dios está actuando en forma diferente en estos últimos tiempos, y que los evangélicos de la actualidad debemos abrir nuestra mente y dejar las tradiciones y los conceptos “legalistas”. 

Obviamente los sensuales, argumentan su postura en las Escrituras y hacen creer que todas sus enseñanzas vanguardistas tienen sustento bíblico. 

El Sr. Marcos Witt, uno de los grandes exponentes de esta premisa, ha declarado abiertamente que honra todo lo que hicieron sus padres, sus abuelos, y todo lo que Dios ha hecho a través de ellos, pero insiste en que lo que está pasando en la actualidad, se trata de un “nuevo camino y un nuevo día” Esto me hace recordar a la propuesta de la Nueva Era.

1. LA LETRA MATA

En primer lugar veamos el seudo argumento de la Letra Mata. 

Mala Interpretación: Descontextualización

Los evangélicos liberales dicen que esta enseñanza del apóstol Pablo se refiere a que el estudio exhaustivo, sistemático y perseverante de las Escrituras, matan al espíritu y crea iglesias muertas. 

Interpretación Correcta: Contextualización

El texto señalado esta en 2 Corintios 3:6 y jamás enseña lo que algunos liberales defienden. 

Lo que ahí presenta el apóstol Pablo, es una comparación entre el Antiguo Pacto de la Ley (la letra) y el nuevo pacto de la gracia (el espíritu), y como bien sabemos, la Ley condena, más la Gracia de Cristo es la que salva. 

De ninguna manera se enseña la postura anti cristiana de que estudiar mucho la Escritura nos puede matar, es más, es un insulto a Dios y a su Palabra.

Además nuestro Señor Jesucristo nos ordenó en:

Juan 5:39 ESCUDRIÑAD las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí. 

2. VINO NUEVO

En segundo lugar veamos el seudo argumento del Vino Nuevo. 

Mala Interpretación: Descontextualización

Los que elevan la postura sensual del supuesto avivamiento y de la nueva era del cristianismo, dicen que el vino nuevo es lo que Dios está haciendo en la actualidad y que no puede ser puesto en medio de tradiciones y antigüedades evangélicas (Odres). 

De ahí que deliberadamente han dejado obsoletos los himnos tradicionales y la conservadora forma de reunión y de culto, para reemplazarlos por este “vino nuevo” que, según ellos, se está derramando sobre el pueblo de Dios.

Interpretación Correcta: Contextualización

Ahora bien, la Biblia en Mateo 9: 17 no enseña aquello. El Señor Jesús en respuesta a lo planteado por los discípulos de Juan, les presenta una extraordinaria comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto y la incompatibilidad entre uno y otro. 

En otras palabras, la enseñanza apunta a que algo viejo (odres viejos = La Ley) no puede ser recipiente de la nueva dispensación de Dios para con el hombre (vino nuevo), por lo cual se necesita uno nuevo y eficiente (odres nuevos = La Gracia) Como vemos, una vez más se pretende torcer el relato bíblico para encajar una falsa y sensual enseñanza. 

3. LA LLUVIA TARDÍA

En tercer lugar veamos el seudo argumento de La Lluvia Tardía. 

Mala Interpretación: Descontextualización

Esta enseñanza que se remonta desde los albores del movimiento pentecostal en Estados unidos, está siendo nuevamente utilizada por gran parte de la cristiandad actual que dice que estamos recibiendo la “lluvia tardía” profetizada por la Biblia, por tanto hay que actualizarse y aplicar este rocío innovador lejos de tradicionalismos y liturgias muertas. 

De esta manera, afirman que las iglesias que no se moldean a estas nuevas propuestas, se ha quedado atrás y se han secado debido a que no están siendo refrescadas por esta extraordinaria lluvia.

Un pasaje de las Escrituras en donde se menciona esto de la “lluvia tardía” está ubicado en Joel 2:23 y es uno de los predilectos por el neo – pentecostalismo. 

Interpretación Correcta: Contextualización

El asunto es, que tanto la lluvia temprana como tardía, en nada tiene que ver con un nuevo derramamiento del Espíritu Santo sobre la Iglesia de Cristo, a menos que alegoricemos el pasaje y le demos una interpretación subjetiva. 

En primer lugar debemos entender que en la tierra de Israel, el concepto de lluvia temprana y tardía, es un hecho natural y ha de ser comprendido en su descripción literal del relato. Las lluvias se manifestaban con extraordinaria exactitud, una entre el período marzo – abril y la otra en octubre – noviembre. Dios demuestra su infinita bondad y misericordia para con su pueblo, entregando este bendito rocío a su tiempo para bañar a tan áridas tierras.

En segundo lugar, debemos enfatizar que la promesa es dada exclusivamente a Israel. La iglesia no es Israel aunque muchos pretendan afirmar que es la “Israel espiritual” y que el antiguo pueblo ya fracasado, ha sido desechado por Dios. 

Esto es torcer las Escrituras y desconocer toda la revelación, olvidando las diferencias entre dispensaciones, debido a una deficiente interpretación bíblica.

Esta “nueva ola” de sensualidad dentro del pueblo de Dios es un síntoma de los últimos tiempos y del inminente regreso de nuestro amado Señor Jesucristo. 

Aunque todo este mover pretenda pasarse por evangelio puro, utilizando disfraces, máscaras y maquillaje escritural, la Eterna Palabra de Dios se encarga de desenmascararlo. Tal cual un billete falso que a primera vista se asemeja mucho al verdadero, tarde o temprano, se descubre su falsedad. 

Así también, los sensuales que mutilan el cuerpo, que causan divisiones y que solo buscan satisfacer sus sentidos, tarde o temprano mostrarán su verdadera identidad, comprobando que no han nacido de nuevo porque no tienen al Espíritu.

Lamentablemente hay muchos hermanos que, sinceramente equivocados, están siguiendo a líderes presa de la sensualidad. Es increíble que esto pase y más aún cuando la infalible Palabra de Dios es insistente en este punto y tan clara por lo demás:

2 Timoteo 4: 3-4
“Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” 

Dios Los Bendiga..!!

Atte: Atalaya – José Antonio Valladares 
Siervo de JESUCRISTO

NOTA: PUEDEN COMPARTIRLO

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿ES BÍBLICO CELEBRAR LA FIESTA DE LAS PRIMICIAS EN LA IGLESIA HOY?

Imagen

EL ORIGEN DE LAS PRIMICIAS: 

By: José Antonio Valladares

La palabra hebrea para primicias es “Reshit”, una palabra que significa “lo primero” o “principio”. La palabra se utiliza a menudo en el Antiguo Testamento para referirse a los comienzos (Génesis 1:1, 10:10), el primogénito (Génesis 49 : 3), o el rango (Números 24:20). Sin embargo, el uso más común se refiere a las primeras partes de la cosecha (Éxodo 34:26), una comida (Números 15:20), o un producto (Deuteronomio 18:4). 

Las primicias eran originalmente la parte de comienzo de lo que uno recibe, y entre los hijos de Israel, estas primicias eran para entregarse a Dios.

EL DESARROLLO DE LAS PRIMICIAS

Los primeros frutos en el Antiguo Testamento no comenzaron como un “diezmo” en el sentido moderno. Mientras que los primeros frutos se refirió a las primeras porciones de la cosecha, que se desarrolló gradualmente en el sentido de la mejor parte de cualquier producto. El propósito de dar los primeros frutos era para expresar el agradecimiento a Dios: que él era el que había salvado a los israelitas y siempre para su rescate. Al darle la primera y mejor, expresaron su confianza de que Dios es el que tiene el control de todos sus productos y que continuará para lograr el resto de la cosecha.

EL ENTENDIMIENTO DEL NUEVO TESTAMENTO SOBRE LAS PRIMICIAS 

En el Nuevo Testamento, las primicias se entienden principalmente en un sentido espiritual. Hay poca discusión sobre las implicaciones de las primicias del dar cristiano, sino más bien, los primeros frutos del Espíritu son un pago inicial (Romanos 8:23) y Cristo es la primicia de los que han muerto (1 Corintios 15:20, 23).

JESUCRISTO DA CUMPLIMIENTO LA SOMBRA-FIGURA DE LA LEY LLAMADA PRIMICIA

1 Corintios 15:20: Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; PRIMICIAS de los que durmieron es hecho. 

¿ES CORRECTO CELEBRAR LA FIESTA DE LAS PRIMICIAS EN LA IGLESIA?

EN MUCHAS IGLESIAS SE RECOGEN LAS OFRENDAS DE LA PRIMICIAS Y LO HACEN MAS DE UNA VEZ AL AÑO, LO HACEN TODOS LOS MESES. 

¿ES BÍBLICO HACER ESTO?

RESPUESTA: La Biblia establece en forma muy evidente y que no admite contradicciones, que la iglesia no está bajo la Ley, sino bajo la gracia.
(Rm.6: 14) “no estáis bajo la Ley, sino bajo la gracia”. Y no existe ninguna duda, incluso para aquellos que han acuñado su frase favorita: “primicias”, que las primicias pertenecen a la Ley.

Los comerciantes de la fe, los que están haciendo mercadería de vosotros, como dice la Palabra del Señor, (2Pd. 2: 3) “por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas”. Éstos son los que manipulan la fe de aquellos que han descuidado el estudio de la Biblia, para obtener ganancias ilícitas que ofenden al Señor y desprestigian el Evangelio.

Es irrebatible que las primicias corresponden a la Ley. Es una de las siete Fiestas solemnes que Dios ordenó al pueblo de Israel celebrar una vez al año. Esto lo encontramos en la Ley de Moisés en (Lv. 23: 9-14).

Dios mandó a Israel dividir su calendario anual, en siete Fiestas solemnes. Y en este punto también, el creyente pensante se pregunta: ¿por qué si esa fiesta debía celebrarse una vez al año, hoy la piden todos los meses? (“primicias”).

Pero aún para el lector más superficial le resultará una incoherencia, y más aún, una irreverencia el comercio en que han transformado esa fiesta solemne en el día de hoy.

Porque si leemos, aunque sea una sola vez el capítulo 23 de Levíticos, tendremos que admitir que todo lo que se realiza en el día de hoy en muchas iglesias, no es nada más que una burda parodia, que ni tan siquiera se asemeja a la ordenanza divina que el Señor estableció para que el pueblo de Israel la realizara una vez al año. Y la han transformado además en un simple medio de ingresos.

(Lv. 23: 2) “Habla a los hijos de Israel”. Nosotros en la Iglesia somos hijos de Dios, no de Israel, (1Jn.3: 2) “ahora somos hijos de Dios”. Y como no estamos bajo la Ley, tampoco nos circuncidamos ni guardamos el día Sábado, como ninguna de esas fiestas solemnes que ordena la ley.

Lo inmoral de todo esto queda de manifiesto de una forma muy evidente, al ver que omiten sin ningún prejuicio el resto de las otras siete Fiestas solemnes para incluirlas en la Iglesia, porque ninguna de ellas les producirían algún beneficio económico. La Pascua, Los Panes sin Levadura, La Fiesta de Pentecostés, Las Trompetas, El día de Expiación y la Fiesta de los Tabernáculos.

Esto deja claro cuál es su verdadero propósito para manipular la fe de los más débiles, para hablar sin ningún temor de Dios, de las “primicias” todos los meses del año, para la Iglesia, que no está bajo la Ley, sino bajo la Gracia.

La Iglesia no está bajo La Ley ni debe someterse a esas prácticas que no solamente son inapropiadas en Nuevo Pacto que el Señor hizo en Su Iglesia, el de La Gracia; sino que además denigra la completa y perfecta obra que hizo El Señor Jesucristo una sola vez y para siempre.

Todas esas ordenanzas y festividades que menciona la Ley de Moisés en (Levítico cap 23) eran para el pueblo terrenal de Dios, Israel. La Iglesia no debe tomar parte en ellas por varias razones. 

En primer lugar porque La Ley es una sola e indivisible, se cumple toda o de lo contrario no tiene ningún valor. (Stgo 2:10) “Porque cualquiera que guardare toda La Ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos”.

La Ley contenía las Sombras y Figuras por medio de las cuales Dios reveló lo que Cristo habría de hacer en su obra perfecta y completa de la redención. Insistir en los días, los meses y las festividades que indica La Ley de Moisés ahora en La Gracia, es diluir y menospreciar la realidad que esas sombras y figuras anunciaban; porque Venido Cristo y habiendo consumado esa obra, no se puede continuar con esas figuras del Antiguo Testamento sin ofrecer y deshonrar lo que el Señor hizo una vez para siempre anulando todos esos símbolos.

(Gálatas 4:9) “mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar?
(Gálatas 4:10) “Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años.
(Gálatas 4:11) “Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros”.

Si la Iglesia tuviera que celebrar La Fiesta de Las Primicias, de igual manera debería guardar el día Sábado y el resto de Las Festividades que aquí hemos mencionado.

Además, si fuéramos honestos, estaríamos obligados a reconocer que todas esa parodia que hoy practican en muchas Iglesias como “FIESTA DE LAS PRIMICIAS”, no guarda ninguna relación con lo que leemos en La Biblia, donde se ofrecía al sacerdote una gavilla (jamás dinero) y luego se presentaba un cordero para ofrecerlo en sacrificio (Lv 23:10.12).

¿Por qué los líderes de las Iglesias de hoy insisten solamente en la Fiesta de Las Primicias y omiten el resto, incluyendo el día Sábado que allí también se menciona? 

Simplemente porque han visto que solamente en esa fiesta podrían continuar exprimiendo al pueblo de Dios, robándoles el dinero que legítimamente los creyentes se han ganado con tanto esfuerzo para mantener a sus familias.

Si escudriñaran Las Escrituras como mandó el Señor, se habrían dado cuenta que esa ordenanza NO ES PARA LA IGLESIA. 

Y además JAMÁS, Las Primicias debían entregarse en dinero, aunque desde los días de Abraham se menciona la existencia del dinero; incluso en la Ley de Moisés se manda entregar al trabajador el salario (un denario) en el mismo día trabajado.

Enseñar desde el púlpito que para asegurar la bendición de Dios para el resto del año, se debe entregar el primer sueldo del año, no solamente constituye un robo, sino que además es ofender gravemente a Dios. Porque están presentando aun “dios” que está vendiendo su bendición.

Cuando los apóstoles se enfrentaron a una situación similar, condenaron duramente al que ofendía a Dios de esa manera tan nauseabunda. (Hch 8:20-21) “Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero. No tienes tú parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios.”

Cada una de las siete festividades que se mencionan en La Ley, en Levítico cap 23, representa a través de esas figuras la obra que Cristo habría de realizar. Pero venido Cristo, todo eso quedó anulado, abrogado, porque ahora no andamos en sombras sino en la realidad misma de todas las cosas, La Luz Verdadera.

En (1era Corintio 15:20) se nos enseña que Cristo es nuestra PRIMICIA, y los que resucitaron en ese día (Mat 27:52-53) “y se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron; y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de El, vinieron a la Santa Ciudad, y aparecieron a muchos”. Estos constituyen las gavillas que se presentó ante la justicia divina como triunfo sobre aquel que tenía el imperio de la muerte.

Si Cristo fue nuestra Primicia quien cumplió todo lo que en ese simbolismo de la antigüedad anunciaba por medio de las figuras y sombras ¿Por qué algunos quieren volver a las sombras de la Ley, ahora que estamos ante La Luz Verdadera y el Señor mismo anuló todo eso? Simplemente por engaño, ignorancia y por lucro.

Con mucha Justicia el Señor les dice a estos hombres impíos que toman La Palabra de Dios como fuente de ganancia:

(Tito 1:13) “Este testimonio es verdadero; por tanto, REPRÉNDELOS DURAMENTE, para que sean sanos en la fe,
(Tito 1:14) no atendiendo a FÁBULAS JUDAÍCAS, ni a mandamientos de hombres que se apartan de La Verdad”.

Concluyo con lo he dicho muchas veces: “cada Iglesia tiene el pastor que se merece”…y si dicho pastor ha caído en la Falsa Doctrina de La Prosperidad es debido a tres motivo:

1- Es ignorante de Las Sagradas Escrituras y no sabe como interpretarla Hermenéutica y Exegéticamente.

2- Cayó de la Gracia por Avaricia y Ambición de su Codicioso corazón.

3- Nunca fue un pastor escogido por Dios al servicio de su obra, sino que SIEMPRE fue un asalariado que se sirvió de la obra de Cristo.

Dios los Bendiga..!!

Atte: Atalaya – Jose Antonio Valladares
Siervo de JESUCRISTO 

NOTA: PUEDEN COMPARTIRLO

32 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

CUANDO LA SIEMBRA, SE CONVIERTE EN DINERO

LA SIEMBRA Y DINERO
La Ley de La Siembra, el Engaño del Evangelio Moderno..!!

By: Jose Antonio Valladares

La siembra, el mejor negocio de los Falsos Apóstoles Modernos.
Una prueba decisiva de la validez de cualquier orientación teológica es su capacidad de inspirar interpretaciones fieles y edificantes de la palabra de Dios. Según todas las normas de sana interpretación, la teología de la prosperidad sale muy mal ante este criterio. Como enfoque hermenéutico, esta teología se ha mostrado muy fecunda y productiva… ¡de pésimas interpretaciones bíblicas! Veamos una de ellas sobre (Corintios 9:10)

Fundamental a la teología de la prosperidad es “la ley de la siembra y la cosecha”. Un predicador en Enlace, dejando caer su Biblia sobre el púlpito, comparó la ley de la siembra con la de la gravitación. Tal “ley” no tiene base en el sentido del texto.

• En primer lugar, 2 Cor 9:10 no plantea una ley sino una analogía agrícola de un principio muy general, que tiene muchas excepciones en la agricultura (cuando falla la cosecha).

• En segundo lugar, esta interpretación impone sobre el texto un concepto moderno de “ley” totalmente ajeno a la mentalidad antigua.

• En tercer lugar, el texto no tiene nada que ver con diezmos ni tampoco con una especie de regateo con Dios.

• En cuarto lugar, Pablo no está pidiendo dinero para sí mismo ni para la iglesia sino para los pobres de Jerusalén.

• Y en quinto lugar, todo el pasaje se inspira en el ejemplo de Jesús que se hizo pobre para enriquecer a otros (2 Cor 8.9).

De esta ficticia “ley” se sacan conclusiones como que “si no hay semilla, no hay milagro” o que “hay que amarrar la visión con una ofrenda”. ¿Donde enseña la Biblia que nuestras ofrendas “amarran” algo? Todo este juego hermenéutico es una orgía de especulación.

CUANDO LA SIEMBRA DE LA SEMILLA (La Palabra de Dios) SE CONVIERTE EN DINERO

Torcer la palabra para crear un sistema de siembra de semillas (DINERO) es algo totalmente de la nueva era y del satanismo que palpita en las iglesias sin que los hombres de Dios logren verlo.

Se está filtrando como el principio del éxito y la prosperidad este nuevo sistema de fe. Recordemos que el favor de Dios no se compra; si es así hasta el narcotraficante puede invertir varios millones sabiendo que ganara el favor de Dios. La gente podría comenzar a preguntar lo siguiente: ¿Si doy mi semilla no voy a tener para la semana? ¿Si no doy la siembra, no voy a cosechar el carro que deseo?

Jesús pide un evangelio viviente, no de apariencia, de ropa, de lujo, de grandeza y reconocimiento mundial. Mientras miles de misioneros beben agua de pozos que les producen enfermedades, caminan con su calzado roto, aguantan hambre por amor al evangelio; otros son multimillonarios, según ellos al servicio del evangelio.

LA BIBLIA HABLA DEL DIEZMO Y LA OFRENDA

El diezmo, correspondía a la decima parte de lo ganado y era empleado en el sostenimiento de los levitas, los cuales eran los encargados de la vida espiritual de los israelitas. El diezmo era considerado como algo sagrado.

Las ofrendas, eran donaciones voluntarias dadas como gratitud, adoración, dedicación o expiación, habían ofrendas como las primicias, ofrenda por el rescate, construcción, oblación, ofrendas de paz y por el pecado.

Las ofrendas y el diezmo eran la forma de sostén instituida por el Señor para los levitas, el objetivo no era enriquecerlos ni proveerles lujos innecesarios. Era proveer recursos para los gastos que demandaba el santuario y posteriormente el templo.

Las ofrendas no eran un trueque entre Dios y el hombre. Las ofrendas eran voluntarias, la persona daba según lo que podía y según lo que el Señor había puesto en su corazón (2Cor 9:7).

Lamentablemente dentro del mundo evangélico muchos pastores, al parecer no conformes con parte del diezmo que ganan, han ideado un sistema de recolección de ofrendas en el que MANIPULANDO algunos textos bíblicos y manejando la psicología típica de los predicadores modernos llegan a las mentes de las personas para provocar en ellas dar más para recibir más.

Dicho sistema se llama: La Siembra o Evangelio de la Prosperidad.

Aunque la teología de la prosperidad ha tomado un auge fenomenal, especialmente en los medios televisivos y algunas megaiglesias, su interpretación bíblica ha sido muy puntual, sin formular sistemáticamente sus principios hermenéuticos, sus bases exegéticas ni su enfoque teológico.

La Siembra y el Evangelio de la Prosperidad no son más que una corrupción del Evangelio puro y santo. Es un negocio de muchos Apóstoles y Pastores evangélicos en el que por medio de sus emisoras, canales de televisión, iglesias y medios de comunicación promueven y venden bendiciones a cambio una ofrenda.

Con el objetivo de recoger mayor cantidad de dinero para algún proyecto no esperan la dadivosidad voluntaria y generosa de los hermanos y de otras personas sino que les hacen creer que entre más ofrenda den más bendición recibirán.

ALGUNOS PRINCIPIOS HERMENÉUTICOS

Una regla fundamental de la fiel interpretación bíblica es:

1- Buscar el significado original del mensaje, es decir, lo que el autor inspirado quiso comunicar y lo que los primeros receptores hubieran entendido. Desde ese mensaje en su contexto antiguo, y sólo desde ese mensaje, podemos proceder a buscar el mensaje para hoy. Eso se llama “pensar bíblicamente”, pensar “junto con” los autores y lectores antiguos.

Es una falacia trasladar el texto directamente a nuestro contexto moderno.

Ahí comienza el problema con los predicadores de la prosperidad:

Interpretan “prosperidad” en su sentido moderno económico, sin relación a su significado original. Los he escuchado también interpretar la palabra “ruina” sólo como la bancarrota o el desempleo. Cualquier estudio de los temas prosperidad, riqueza y pobreza en el pensamiento bíblico puede demostrar cuán alejados andan del pensamiento bíblico, cuando para ellos “prosperidad” significa sólo tener casa lujosa, empresa privada exitosa o un carro del último modelo.

El falso evangelio de la “Prosperidad” sostiene que Dios quiere que sus hijos sean todos ricos, que Dios quiere que tengan lo mejor de todo en esta vida, y que si eso no lo consiguen, es porque no tienen la fe suficiente, o tienen pecado. Dichos pastores y apóstoles modernos enseñan que si ellos siguen el plan apropiado, es decir, su enseñanza, el Señor los colmará de bienestar y riquezas materiales que nunca hubieran soñado. Les prometen tantas bendiciones hasta hacerles creer que recibirán tanto como si fueran a vivir un paraíso en la tierra. La condición es “sembrar”, sembrar en sus ministerios sus diezmos y ofrendas.

2- Para ser bíblica y fiel, una teología debe afirmar “todo el consejo de Dios” (Hech 20:20,27) y no basarse en algunos versículos aislados sin tomar en cuenta otras evidencias bíblicas.

Muchas herejías nacen por tomar una verdad bíblica unilateralmente y exagerarla fuera de proporción.

Todo lo han convertido en una mercadería en la que por medio del evangelio de la prosperidad y la siembra venden bendiciones, venden milagros y venden opulencia repentina supuestamente concebida por el cielo como respuesta a la cantidad de ofrenda dada.

Aunque hay versículos aislados sobre la prosperidad material, ese tema está lejos de ser el enfoque central bíblico.

Dicho mensaje nunca fue predicado por Jesús ni por los verdaderos Apóstoles. Estos supuestos pastores y falsos apóstoles han hecho del Evangelio un negocio. Quizás el mejor negocio por encima de muchos otros porque en él no invierten dinero, no invierten materiales y simplemente invierten su tiempo más la elocuencia que tengan para llegar a las mentes de las personas e inducirlas a dar la mayor cantidad de dinero que puedan.

Se han convertido en unos explotadores de la fe de miles de corazones sinceros.

El gran énfasis bíblico no cae en la acumulación egoísta de bienes sino en la solidaridad con los necesitados.

Este es el secreto de muchos falsos Ministros evangélicos que en poco tiempo adquieren casa propia, en poco tiempo comienzan a desplazarse en autos lujosos, en poco tiempo utilizan ropa de la mejor marca, algunos adquieren mansiones costosas, joyas, y otros debido a la cantidad de dinero que manejan necesitan tener escoltas.

Uno de los grandes problemas del pensamiento bíblico es la prosperidad de los malos y la pobreza de los justos (Jer 12:1; Lam 1:1; cf Salmo 37:7; 73:3).

La riqueza no es siempre premio de la fe y la santidad, ni la pobreza es siempre resultado de pecado o falta de fe.

¿Es este el Evangelio de Jesús? Definitivamente no. No se parecen en nada al Divino Maestro que no tenía ni donde recostar la cabeza (San Mateo 8:20 Lucas 9:58) que entro a Jerusalén montado en un pollino (San Juan 12:15) que estuvo dispuesto a dar todas sus comodidades celestiales por darnos la salvación (Filipenses 2:5-8)

Los pastores y falsos apóstoles que promueven el evangelio de la prosperidad y la siembra están más afanados en predicar un mensaje de prosperidad y riqueza en lugar de un mensaje de salvación. Con sus mensajes diluidos, están haciendo la obra de Satanás, ya que las personas se preocupan más por sentirse bien en la tierra sembrando, para supuestamente recibir más, antes que prepararse para el encuentro maravilloso con Jesús en las nubes cuando ocurra en cualquier momento El Arrebatamiento de La Iglesia.

Dios Los Bendiga..!!

Atte: Atalaya – José Antonio Valladares
Siervo de JESUCRISTO

NOTA: PUEDEN COMPARTIRLO

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized