¿CUÁL ES REALMENTE LA PALABRA DE DIOS? LA DOCTRINA – EL DOGMA – LA OPINIÓN o CRITERIO

Imagen

Por motivo a tantas inquietudes y preguntas de muchos amados hermanos y hermanas en la Fe, he tomado la decisión de realizar una serie de estudios esclarecedores de La Verdad Bíblica, donde la depuración a La Sana Doctrina es sumamente importante para éste último tiempo.

Enseñar a las ovejas del Señor Jesucristo a diferenciar entre La Doctrina, El Dogma y La Opinión o Criterio del “APÓSTOL o PASTOR” de una Iglesia, es un deber de todo Maestro o Atalaya para que los creyentes no sean victimas de MANIPULACIONES Y AMEDRENTAMIENTOS que en ocasiones son excesivas por parte de “Líderes” ANALFABETOS, Bíblicamente hablando.

INTRODUCCIÓN:

Cuando los problemas no son corregidos bíblicamente, perjudican al cristiano de tal modo que su crecimiento espiritual puede ser comprometido seriamente y en algunos casos hasta neutralizados.

Esto incide directamente en la vida del cristiano de tal manera que anula su testimonio, o peor aún, éste puede traer vergüenza sobre el nombre de Cristo. A causa del gran número de personas que se convierten al cristianismo diariamente en el mundo hispano, se ha creado un vacío en lo que tiene que ver con la capacitación de los nuevos cristianos, debido a la escasez de maestros-pastores de Sana Doctrina en el campo Evangélico.

Es necesario, por ende, proveer una guía que alerte a los nuevos creyentes sobre los peligros que acechan su nueva vida en Cristo.

NINGUNA denominación es contenedora de la verdad absoluta en su DOCTRINA pero lo que una denominación si puede, es acercarse los más posible a LA SANA DOCTRINA. Ahora quisiera abordar el asunto de las diferencias que existen entre EL DOGMA, LA DOCTRINA Y EL CRITERIO u OPINIÓN.

EL DOGMA:

En su origen (del latín dogma, y este del griego δόγμα) el término podía significar una norma o decreto emitido por una autoridad, o una opinión característica de una escuela filosófica.

Un dogma es, según el Diccionario de la Real Academia Española, una proposición que se asienta por firme y cierta y como principio innegable de una ciencia. Sin embargo, su sentido más común es el de una doctrina sostenida por una religión u otra organización de autoridad y que no admite réplica; es decir, es una creencia individual o colectiva no sujeta a prueba de veracidad.

Algunas religiones se basan en un sistema de enseñanza DOGMÁTICO es decir, el conjunto de todas sus enseñanzas no admite cambio ni replica, tal es el caso de La Iglesia Católica.

Los dogmas en si no son malos pues hay enseñanzas bíblicas tan ciertas que no pueden ser sujetas a replica ni cambio por ejemplo: LA SALVACIÓN POR FE EN JESUCRISTO, LAS CONSECUENCIAS DEL PECADO, LA EXISTENCIA DEL ALMA, LA EXISTENCIA DESPUÉS DE LA MUERTE, ETC.

Pero hay que puntualizar que cada religión e incluso cada denominación pueden aceptar o tener sus propios dogmas.

En el protestantismo en vez de usar la palabra dogma, utilizamos algo así como: VERDADES FUNDAMENTALES sin las cuales es imposible confesarse como cristiano, muchas denominaciones lo manejan como EL CREDO, donde se presentan sus verdades fundamentales; dichas verdades fundamentales no son sin embargo aun TODA LA DOCTRINA.

LA DOCTRINA (del latín doctrina)

Es un conjunto coherente de enseñanzas e instrucciones. Pueden estar basadas en un sistema de creencias sobre una rama de conocimiento, campo de estudio o ciencia concreta.

“Doctrina” significa “enseñanzas”. “Doctrina [dok'tɾina] 1 enseñanza que se da a una persona en una disciplina determinada. Doctrina social de la Iglesia. 2 conjunto de ideas o creencias sostenidas por un grupo o persona. (Copyright © 2009 K Dictionaries Ltd)

Por otra parte tenemos a nuestra consideración LA SANA DOCTRINA, dado que ninguna denominación contiene LA VERDAD ABSOLUTA en su doctrina, a lo mas que puede aspirar una denominación es acercarse lo más posible a LA SANA DOCTRINA, la doctrina de una denominación incluso la nuestra no es aun perfecta, pero puede ser perfectible, lo que obviamente implica realizar cambios en ese conjunto de enseñanzas.

a) En el contexto de estos estudios, la “sana doctrina” es el cuerpo de las “buenas enseñanzas” de Cristo y los apóstoles encontrado en el Nuevo Testamento. Se trata de las normas y directrices que gobiernan la organización, la vida y las obras de la Iglesia.

b) Por ser inspirada, autoritativa, vigente y aplicable universalmente a la iglesia, esta “sana doctrina” (1 Timoteo 4:16; Tito 2:1), “buena doctrina” (1 Timoteo 4:6), “doctrina de Cristo” (Hebreos 6:1; 2 Juan 9-11), no es, en definitiva, materia opinable.

OPINIÓN O CRITERIO:

Significa: “…apreciación, concepto, criterio, dictamen, idea, impresión, juicio, parecer” (Diccionario de uso del español, Tomo II, Pág. 567).

Ahora veamos lo que tiene que ver con el asunto de la OPINIÓN o CRITERIO, cuando hablo de criterio me refiero a la opinión individual de cada pastor para determinar la manera más correcta de obedecer una enseñanza. El uso del criterio también se da, debido a que existen ciertas doctrinas en que Las Escrituras no son especificas de cómo llevar esa enseñanza a cabo.

a) En la Biblia, hay muchos puntos y asuntos sobre los cuales podemos opinar porque no figuran como doctrinas dadas por el Espíritu Santo para todo creyente en todo lugar, durante toda la Era Cristiana.

b) Las opiniones, por ser apreciaciones, juicios o pareceres particulares, no son inspiradas. Por consiguiente, jamás deberíamos permitir que sean causas de tropiezos, enajenamiento o división.

Viendo pues que los criterios a veces pueden ser perjudiciales y a veces buenos, ¿Qué solución le podríamos dar? ¿Sería una solución USAR EL DOGMA EN TODAS LAS ENSEÑANZAS y no permitir cambios, ni permitir que se discutan los puntos y establecer un conjunto de reglas total y completamente inflexibles? No lo creo, más bien esto traería más problemas que soluciones.

INFERENCIA:

“Inferencia [infe'ɾenθja] deducción de una cosa a partir de otra.
Hacer una inferencia falaz. (© 2009 K Dictionaries Ltd.) “Inferir.” “Sacar una conclusión por medio de un razonamiento, a partir de una situación anterior o de un principio general. Colegir, deducir.” (Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.)

La enseñanza implica la interacción de tres elementos: el profesor (docente o maestro); el alumno, (discípulo o estudiante); y el sujeto u objeto del cual procede la fuente confiable de conocimiento, en este caso la Biblia (Los escritos de todos los Autores inspirados por Dios y los Principios Divinos de conducta, la historia, los modelos y las promesas que contiene la Escritura).

Dentro del ámbito de la Iglesia, es necesario diferenciar entre lo que es dogma (norma propuesta por las autoridades como política institucional, necesaria para mantener un orden) de lo que es Doctrina que debe estar fundamentada en La Palabra de Dios.

Es necesario tener en claro la diferencia entre dogma y doctrina. A muchos les conviene que las congregaciones no entiendan que es lo uno y lo otro. De esta manera hacen pasar sus ordenanzas como algo santo, indiscutible e inobjetable. Ordenan cualquier cosa y ante el mínimo atisbo de protesta, la autoridad esgrime que hay un “Espíritu inmundo de Rebeldía”. Que la bendición está en la obediencia (y que esta debe ser ciega, sorda y muda) cuando la obediencia es hacia la Palabra de Dios y las cosas que están de acuerdo con la Biblia.

Algunos ministros trasladan la “Infalibilidad Papal” para aplicarla al pastor, resultando entonces que el “Pastor es Infalible” lo cual, obviamente no es cierto.

Por otra parte, si prestamos atención a la definición de enseñanza, podemos ver que claramente los actores son tres:

I. Los profesores, docentes, maestros o instructores

II. Los alumnos o discípulos

III. El objeto del conocimiento

Es obvio que el que enseña debe saber, tener un conocimiento integral del objeto de la enseñanza. Bíblicamente podemos observar que las diferencias entre los que se ocupaban de enseñar y los discípulos era enorme, aquí van algunos ejemplos:

a. El más notorio es el de Jesús y los discípulos.

b. A fin de poner algo menos extremo también podemos citar a Pablo con Timoteo o Tito.

c. El autor de Hebreos y sus discípulos (que aparentemente estaban siempre estancados en las lecciones de Hebreos 5 y no conseguían pasar a las de Hebreos 6).

Y así podemos seguir con los demás hombres de Dios que aún hoy nos enseñan a través de las Escrituras.

CONCLUSIÓN:

Es necesario que formemos más maestros, que podamos dar en las congregaciones una instrucción integral. De las personas que se acercan a la Iglesia Evangélica, un 70% son analfabetos funcionales, es decir saben leer, escribir, han terminado sus estudios primarios y cursado parte de los secundarios, saben manejar medianamente la tecnología. Sin embargo leen tan mal que no pueden interpretar los textos.

Para colmo se les da a leer una Biblia versión RV 60, en un español del año 1603. Si a esto le agregamos que la mayoría de los instructores (Lideres de grupo) están más o menos en su misma condición, podemos entender los resultados: Congregaciones que después de 25 años de iglesia no han leído ni siquiera la Biblia entera ni logran entenderla.

Sin lugar a dudas necesitamos más maestros que además de estar llenos del Espíritu Santo se encuentren bien formados y entrenados, a fin de sacar de la Iglesia todas las enseñanzas sin base Bíblica, los Dogmas nacidos de malas interpretaciones, las tradiciones sin Fundamento Bíblico, que ha llevado a muchos a convertirse en Legalistas o Liberales.

Continuará…!!

Dios Los Bendiga..!!

Atte: Atalaya – Jose Antonio Valladares
Siervo de JESUCRISTO

NOTA: PUEDEN COMPARTIRLO

About these ads

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s